Ágora presenta un estudio pionero sobre acoso escolar y altas capacidades

La Asociación Ágora  Altas Capacidades Jaén ha presentado un estudio pionero sobre Acoso Escolar y Altas Capacidades Intelectuales. El estudio se dio a conocer el pasado 5 de octubre en la sede de Ágora en Jaén, durante la inauguración del curso 2018-2019 de la asociación, que también estrena nueva junta directiva, presidida por Ana Bueno de la Rosa.

 En el estudio han participado las familias de la asociación y psicólogas de la Universidad de Jaén expertas en convivencia escolar. Tras analizar los datos, han detectado más porcentaje de casos de acoso entre alumnos con altas capacidades que entre el resto de la población escolar. Las expertas indican que cabe hablar más que de perfiles de riesgo de “contextos de riesgo, en los que la diferencia y la diversidad no se trabajan y no se abordan convenientemente. El problema no es la diversidad, sino cómo se aborda”, aseguran. El estudio se presentó al público el pasado 5 de octubre en la sede de Ágora en Jaén, coincidiendo con la apertura oficial del curso y la presentación de la nueva junta directiva de la asociación. 

La presidenta de la Asociación Ágora, Ana Bueno, ha destacado que estas conclusiones coinciden con la reivindicación permanente de los padres sobre la necesidad de que las autoridades educativas favorezcan que una vez detectados los alumnos con altas capacidades se pongan los medios necesarios para atender las necesidades específicas de estos niños, no solo en temas de acoso sino en todos los que afectan a su desarrollo. Bueno señala que aunque en la detección de casos de altas capacidades sí se están dando pasos en la dirección correcta, en el tratamiento de sus necesidades educativas especiales apenas si se están haciendo cosas en algunos centros.  La presidenta de Ágora también ha destacado que en el caso de acoso escolar hablamos de cuestiones especialmente sensibles y que los datos aportados por este estudio deben hacer reflexionar a a la comunidad educativa.

Este estudio surge de la necesidad detectada por la asociación Ágora de contar con datos reales sobre el problema del acoso en el alumnado con AACI. En concreto, fue Teresa Lechuga, profesora de la Universidad de Jaén y miembro de la asociación, quien planteó la posibilidad de desarrollar este estudio exploratorio a raíz de inquietudes expresadas por varios padres. El  estudio fue realizado por la profesora Paz Elipe, del área de Psicología Evolutiva de la Universidad de Jaén y experta en temas de convivencia escolar.

Este es un estudio piloto elaborado ante la falta de investigaciones rigurosas y científicas que aborden de forma específica los problemas de alumnos con altas capacidades en relación al acoso. Cuando se comenzó a trabajar desde Ágora aún no había publicado en España ningún trabajo especializado, aunque en estos meses sí que ha habido una publicación al respecto que se ha tenido en cuenta. A nivel internacional, hay investigaciones contradictorias sobre la incidencia del acuso sobre el alumnado de altas capacidades. Lo que se ha elaborado ahora es un informe piloto de una investigación realizada con 33 niños de la asociación. La realización de este estudio fue aprobada por el Comité de Ética de la Universidad de Jaén.

En las conclusiones del estudio se expone que los resultados están en línea con los estudios que muestran un mayor porcentaje de acoso entre el alumnado con AACI. La muestra estudiada también refiere un porcentaje de victimización superior al encontrado en estudios sobre población general. Especialmente reseñable es el porcentaje de alumnado que muestra un doble rol, víctima y agresor, aspecto éste que se ha asociado con un mayor impacto, las consecuencias de la victimización y las de la agresión.

Entre los motivos que el alumnado percibe que están a la base de las agresiones con más frecuencia destacan: aspectos relacionados con el aspecto físico -ser o parecer débiles, gordos/as, feos/as, bajitos-; falta de higiene; ser listos/as o sacar buenas notas; así como cierta homofobia –ser un chico que se comporta como una chica, ser o parecer gay, lesbiana o bisexual- y cierto racismo, ser de otra raza o de otro país. Merece la pena destacar estas percepciones ya que, a pesar de que son percepciones y, por tanto, podrían no coincidir con las motivaciones reales de las agresiones, nos señalan aspectos que sería interesante trabajar con el grupo-clase.

Por último, en relación a la convivencia señalar que este alumnado percibe, en general, una buena convivencia en sus centros escolares lo que supondría un factor de protección a considerar.

Estudio piloto

Los resultados que se presentan pertenecen a la recogida de datos realizada durante el curso 2017-2018 y en la cual participaron un total de 33 estudiantes. Es importante señalar algunas limitaciones relevantes a tener en cuenta a la hora de analizar y extraer conclusiones con respecto a los resultados obtenidos: en primer lugar, el escaso número de participantes que componen la muestra, lo que impide realizar generalizaciones sobre el colectivo estudiado. En segundo lugar, el hecho de que la muestra esté compuesta exclusivamente por alumnado con AACI, lo que no permite comparar los resultados con los de alumnado con similares características, pero sin AACI. Por último, señalar que todos los datos recogidos provienen, de forma exclusiva, de auto- informes. Todos estos aspectos deben tenerse en cuenta y llevarnos a interpretar los resultados con la debida cautela.

Hazte Socio