Excursión al Parque Tecnológico Geolit y Menbígar

Familias de Agora Jaén visitan el Museo Terra Oleum, las colecciones museísticas de Mengíbar y la torre del homenaje

Jaén, 18 de abril de 2018.- Casi medio centenar de niños y padres de la Asociación de Altas Capacidades Ágora de Jaén participaron el pasado 14 de abril en una visita al Museo Terra Oleum, en el parque tecnológico del aceite Geolit, y al pueblo de Mengíbar. En la actividad las familias pudieron aprender detalles de las últimas tendencias y tecnologías de la milenaria cultura del aceite y también observar su evolución en las últimas décadas.

La visita comenzó en el Auditorio de Terra Oleum, el Museo Activo del Aceite y la Sostenibilidad. Allí José Alberto Burgos, de la empresa Smart Flight, ofreció una conferencia sobre las últimas novedades en el uso de drones en el cultivo del olivar. El interés que esta tecnología y la presentación de Burgos despertó en los menores fue evidente, como lo demuestran las numerosas preguntas que le plantearon. Pero más interés aún mostraron con la exhibición de vuelo que hizo el experto sobre un olivar aleñado al Museo.

A continuación los niños, 22 menores de entre 3 y 14 años, pasaron al Museo, donde con la guía de personal de la Fundación del Olivar participaron en la un taller para elaborar aceite de oliva con un sistema Abencor: el museo cuenta con una almazara en miniatura para esta actividad. También hicieron una visita a la exposición permanente del Museo. Mientras los padres aprendieron los secretos de los aceites de extracción ultratemprana (los mejores aceites del mundo) y también participaron en una visita guiada al Museo.

Ya por la tarde y tras disfrutar de una comida en el mismo parque tecnológico del aceite Geolit, las actividades siguieron en la localidad de Mengíbar. La expedición visitó la Colección Museográfica de Mengíbar, donde se exponen las maquetas de almazaras y sistemas de extracción de aceite elaborada por Eulogio Calleja, un vecino de la localidad. A través de las maquetas se hace un recorrido rápido desde los sistemas de extracción de aceite usados en la antigüedad, por los griegos y romanos, hasta las fábricas del siglo XX. Un complemento ideal a las actividades de la mañana. Además, entre las colecciones museográficas que se exponen en el centro llamó la atención una maqueta con más de 500 figuras sobre la ‘Acción de Mengibar’, con la que el julio de 1808 el general Reding desató las hostilidades que concluyeron en la batalla de Bailén el día 19.

La excursión finalizó con la subida a la Torre del Homenaje de Mengíbar, antigua fortaleza árabe reconstruida por Fernando III alrededor de la que nació el municipio de Mengíbar. Desde allí se pudo admirar el espectacular paisaje de olivos junto al río Guadalquivir, el cerro donde se levantó la antigua ciudad ibero-romana de Iliturgi, y las ruinas del castillo de Estivel, que recientes estudios sitúan en el punto donde un arco marcaba el inicio de la Bética en la calzada romana de la Vía Augusta, que llevaba desde allí hasta Roma.

Al margen de la intensa agenda de actividades programadas, lo mejor de la jornada fue la convivencia entre las familias.

Hazte Socio